Protagonistas de la estancia. Punto focal

Para darle armonía y concordancia a una estancia definimos un elemento protagonista, un punto focal, para que el resto gire en torno a éste.

La tv ha robado protagonismo durante muchos años porque ha sido el centro de atención de los hogares. Quizá hoy en día, que damos más importancia a la conexión con nosotros mismos y mimarnos evitando el ruido externo, desplazamos la tv para dar paso a otros elementos más enriquecedores.

El punto focal nos ayuda a encontrar el inicio y el hilo conductor de la decoración para que gire en torno a él. 

Un clásico es la chimenea, y mucho más antigua que la tv. Además de ser un estupendo punto focal, nos aporta calor, confort, calma… Para amantes del calor y el crepitar de las llamas ¿Qué mejor opción?

Salón con chimenea al fondo, lámpara colgante en el centro.
Muebles en rosa, negro y gris. Vigas de madera. Grandes ventanales

Hoy en día disponemos de un sin fin de modelos y combustiones diferentes en el mercado. Las hay exentas con predominio de cristal, como mueble divisor de estancias, de caset incrustadas en la pared para espacios más reducidos… Seguro que encuentras la que mejor se adapte a tu hogar. 

Uno de mis puntos focales preferidos es el arte a lo grande. Un gran cuadro en la pared como centro de toda atención en la sala es maravilloso. Será protagonista de todas las miradas y reflexiones. 

Salón en tonos neutros. Gran cuadro en pared en blanco y negro.

Si eliges un cuadro con mucho color, lo ideal es que el resto de elementos cuadren con esos colores y sigan una línea decorativa armoniosa.

Si tenemos la suerte de contar con una estructura espectacular dentro de casa, ¿Por qué no usarla como punto focal? Así enfatizamos y realzamos su belleza. Si el resto de elementos los elegimos de forma que hagan contraste con la estructura que queremos destacar obtendremos resultados magníficos. Te aconsejo que sean elementos sencillos para no sobrecargar la vista.

Salón con estructura en ventanales en forma de arcos. Vigas de madera. Sofá en crema oscuro.

Por último, y uno que no nos podemos dejar, es el color. Me explico. Si por ejemplo nos apasiona el verde menta y queremos jugar con este color como protagonista podemos usarlo en el sofá y centrar la atención y la distribución del resto de elementos en función de éste. Otro ejemplo puede ser una gran lámpara roja en el centro del salón. 

Salón con colores vivos en sus elementos. Sofá en naranja, alfombra con rayos en azul y fondo blanca, armario de madera, sillones en blanco.

Siempre que los usemos con cautela y en armonía con el resto de elementos podemos conseguir protagonistas que den mucho de que hablar.

Si prefieres que te ayude o asesore con algún concepto no dudes en ponerte en contacto https://mardelesteinteriores.com/hablamos. Sígueme en instagram para más tips https://www.instagram.com/mardeleste_interiores/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.